LO PROPIO Y LO NO PROPIO – EL SISTEMA INMUNE

Con propósitos didácticos vamos a presentar al Sistema Inmune de un modo convencional, señalando cuando sea necesario los puntos de contacto con los otros sistemas especialmente con el Sistema Nervioso.

Clásicamente se ha considerado al Sistema Inmune como un sistema de defensa del organismo, capaz de reconocer “Lo Propio” de lo “No Propio”, y luego de este reconocimiento, emprender acciones destinadas a eliminar lo “No Propio”.

Asimismo se le ha considerado como un sistema autorregulado, es decir que solo depende de sí mismo para ejecutar su tarea.

Se verá más adelante en el curso, como el Sistema Inmune y el Nervioso se encuentran integrados y son los responsables de nuestra identidad “Psicobiológica”. Asimismo que las poblaciones de células inmunológicas van a comportarse de acuerdo a como la persona procesa sus vivencias psicosociales y culturales.

 RECONOCIMIENTO DE LO EXTRAÑO Y VIGILANCIA INMUNOLÓGICA:

Lo reconocido como extraño pueden ser virus, bacterias, parásitos, células tumorales, células trasplantadas. En ocasiones, como sucede en una enfermedad autoinmune, el Sistema Inmune no reconoce a células propias como tales y busca eliminarlas.

Se conoce que el sistema inmune es el encargado de defendernos de las infecciones producidas por los microbios o microorganismos, o de células neoplásicas que aparecen en nuestro organismo.

Constantemente estamos expuestos a estos agentes patógenos pero en la mayoría de los casos la exposición a ellos no produce enfermedad.

Existe una vigilancia inmunológica en nuestro organismo que detecta a los microbios invasores o células neoplásicas y los elimina. Cuando este mecanismo falla se produce la enfermedad infecciosa o un cáncer.

 Los microbios poseen distintos grados de patogenicidad, es decir, algunos son más infecciosos que otros. En otros casos tienen un bajo grado de patogenicidad y solo producen enfermedad cuando la persona presenta algún tipo de inmunodeficiencia como en el caso de la infección por VIH.

Para que todo esto se produzca el sistema inmune discrimina Lo Propio de lo No Propio, es decir que reconoce a las células que forman nuestro organismo y reconoce cuando células extrañas (trasplante), células modificadas (tumorales) o microbios se encuentran dentro de nosotros.

Después de este proceso de reconocimiento el Sistema Inmune puede orientarse a dos tipos de procesos:

Tolerancia, cuando la célula, el tejido o los órganos son propios, normalmente existe tolerancia inmunológica, es decir que el sistema inmune no reacciona contra ellos.

Activación Inmunológica, cuando el sistema inmune reconoce lo No Propio, bien sea células trasplantadas o microorganismos inicia mecanismos efectores que tienen la finalidad de eliminarlos.

¿QUÉ RECONOCE EL SISTEMA INMUNE?

El Sistema Inmune reconoce ANTIGENOS

Los Antígenos son proteínas, polisacáridos u otros componentes biológicos que forman parte o son producidos por seres vivos y que son reconocidos por el sistema inmune.

En consecuencia el reconocimiento inmunológico puede ser tanto de antígenos propios, como de antígenos no propios.

La diferencia está en que se tolera lo propio y se elimina lo no propio o extraño.

Los principales antígenos propios son los conocidos como Sistema HLA o CMH, los llamados antígenos de histocompatibilidad 1 o 2.

El Sistema Inmune está formado esencialmente por ÓRGANOS, CÉLULAS Y MOLÉCULAS de comunicación, de reconocimiento, de adhesión y de citotoxicidad.

 

Seguinos en Facebook: https://www.facebook.com/consultorioscapi/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s